Happy And Free

Happy And Free

Esta publicación es muy especial para mi ya que no es el contenido que usualmente les comparto. Sin embargo creo que es un tema mucho más importante que cualquier otro y que, a veces, no le damos la importancia que se merece.

Se trata de la salud de la mujer.

Si hablo de una vida sana no me refiero a comer frutas y verduras, ir al gym o no salir con el cabello mojado cuando hace frío. Como mujer tenemos una responsabilidad que va mas allá de eso. Existen aspectos de nuestra vida que debemos atender de forma constante y darle la seriedad que se merece. Como mujer necesitamos estar 100% informadas de cómo trabaja nuestro cuerpo, nuestros órganos reproductores y estar consiente de cómo atenderlos y mantenernos saludables… La realidad de las cosas es que necesitamos un cuidado especial para prevenir cualquier incidente o enfermedad que ocurran dentro de nuestra intimidad.

Yo se que en México, lamentablemente, este tema es un tabú enorme. Dentro de nuestra sociedad no es “normal” hablar sobre la sexualidad, la mujer es fácilmente juzgada y, tristemente, eso nos impide expresar alguna inquietud personal.

Es nuestra obligación conocer nuestro cuerpo y cuidarnos forma parte de una vida plena, sobretodo si nos encontramos en una relación. Tener una pareja que amas y en quien confías es una de las cosas mas hermosas de la vida y compartir una intimidad es parte de ello.

Existen muchos métodos preventivos para poder llevar una relación responsable. Es muy importante informarnos con el ginecólogo de nuestra mayor confianza para saber cual es el más adecuado para nosotras.

De mujer a mujer, quiero que conozcan el SIU que a diferencia de otras opciones o del tan famoso DIU (o T de cobre), éste TE DURA mucho más, aplica la NINI: ni te duele ni te acuerdas, es decir, no te influye de manera negativa en ningún aspecto de tu vida ya que no se siente que lo traes contigo, ¡ahora sí, que se te olvide es algo bueno! Y último pero no menos importante, México es el único país de LATAM donde este producto puede adquirirse de manera gratuita en cualquier centro de salud.

Ocuparse de la mujer no es solo para ella. Con ella empieza todo. Comienza la vida misma. Nacen los hijos, se educan lo niños, se forman seres humanos y con ellos forjamos nuestro país. Cuidar a la mujer es cuidar el futuro.

Con todo cariño, Heidy.

Follow:
Share:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *